Nido

El segundo hogar del bebe

El nido es el ambiente destinado a bebés de 4 a 18 meses (tomando como referencia que ya puedan caminar y que ya han adquirido cierta autonomía).

Este ambiente será lo más similar al del hogar y cubrirá las necesidades físicas y emocionales del bebé.
En los primeros años, cuando el desarrollo psíquico está dirigido por la mente absorbente, el papel del ambiente es fundamental, proporcionando los elementos necesarios para que niños y niñas se vayan construyendo.

Al nacer, el bebé tiene la necesidad de permanecer el mayor tiempo en contacto con la madre en un ambiente tranquilo y estable. Conforme va creciendo surge la necesidad de los sentidos de ir recogiendo impresiones que le permiten ir adquiriendo habilidades y desarrollando su inteligencia. Por lo tanto, el ambiente fomentará el movimiento, la exploración y la estimulación de los sentidos permitiendo que el bebé sea libre para moverse reptar y gatear.

Será un lugar confortable, cálido y acogedor, bien iluminado, con materiales limitados y ordenados de manera correcta. Con una zona de entrada, un área de movimiento, una de descanso, otra para la higiene, una de alimentación y otra más para el trabajo.

El bebé debe llevar ropa cómoda, ya que pasará la mayor parte del tiempo en la alfombra o en el suelo con objetos alrededor que servirán para estimular su interés. El adulto será un observador discreto que reconocerá e interpretará las necesidades del niño y la niña, siguiendo su desarrollo. Podemos observar el paso por los diferentes momentos del desarrollo: niñas y niños empezando a reptar, gatear, levantándose o caminando. Cada bebé necesita realizar actividades que vayan de acuerdo a sus necesidades y no se les fuerza a realizar actividades en grupo para las cuales no están preparados. El adulto observa y acompaña sin interferir, tomando notas de los avances o dificultades de cada niña o niño.

Áreas

Recibidor o entrada

La persona de apego recibe aquí a los bebés. Cuenta con banquitos y un mueble donde se colocan las cosas del bebé, como el abrigo o los zapatos.

Área de cuidado físico

Cambiador de buen tamaño a ras de suelo con un espejo donde el bebé se pueda ver mientras se le asea, estantes para organizar los pañales y toallitas individuales. Disponemos de una bañera y de inodoros adecuados a su tamaño.

Área de comida

Equipada con mecedoras para lactancia para las mamás que deseen venir a amamantar o darles el biberón a sus bebés, y para que las educadoras alimentemos a los que todavía están lactando.
Contamos con zona de preparación de alimentos con todas las medidas de salubridad necesarias y un equipo de limpieza para el adulto.
En un estante se organizan los platos, vasos, cubiertos, manteles y servilletas a la altura de los niños y niñas para favorecer la cooperación, así como mesas y sillas bajas para los que ya se sientan.
Además, contamos con fregadero para colocar la vajilla sucia. Se invitará a las niñas y niños a que recojan sus cosas sin presionarlos teniendo en cuenta sus capacidades.

Área de trabajo

Se trata de un ambiente con paredes decoradas con imágenes reales y con materiales que favorecen el desarrollo en áreas como lenguaje, sensorial, artística y algunos ejercicios que fomentan el desarrollo de la autonomía del área de vida práctica.
Desde la llegada a nido se fomentan actividades de cuidado personal como vestirse y desvestirse, lavarse y peinarse, y actividades de cuidado del ambiente como limpiar superficies. Los materiales del área de lenguaje estarán siempre en el ambiente, utilizándose para conectar con la niña y el niño, hablando de forma correcta y utilizando un vocabulario preciso para nombrar objetos, animales y las cosas que les rodean. También se les canta, lee… etc. En el ambiente hay un rincón con un pequeño estante con libros adecuados a la etapa (de materiales que puedan explorar) y algunas tarjetas de lenguaje que se van cambiando cada determinado tiempo.

Área de movimiento

Este es uno de los espacios más importantes de nido. Se trata de un espacio amplio, limpio, con mobiliario seguro y a partir del cual se organizan todos los materiales de desarrollo psicomotriz ordenados según su uso. Estos siguen una secuencia: los de gateo, los que son para empujar, para exploración apoyada y los de caminar. Con una colchoneta colocada junto a un espejo asegurado en la pared, con un colgador donde hay diferentes tipos de móviles según las necesidades e intereses del bebé, y con el material de movimiento colocado en estanterías bajas a la altura de los niños y niñas.

Área de descanso

Se trata de un espacio agradable, tranquilo, con luz tenue y colchones bajos para invitar a cada niña y niño a disfrutar del descanso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad